Podría ser peor

Scream 4: Don’t fuck with the original

07/05/2011


 
11 años han pasado desde que yo era un mocoso de 5-6 años que estaba dando saltos en la cola de un cine, esperando ansiosamente para verScream 3. Como de pequeño era un sádico de mierda, os tengo que recordar que mi película favorita de la infancia fue Scream (el VHS que teníamos sacaba humo), y que había visto ésta y su secuela un millón de veces. Cuando salió la tercera parte iba loco por verla en pantalla grande, y recuerdo el gran rato que pasé viendo a mi adorado Ghostface en cines.

Pero el tiempo pasó, cuando volví a ver la saga ya más entrado en años pude pillar realmente todos los chistes, los guiños, el humor negro que tenía la saga y cómo parodiaba sin piedad todos los tópicos del slasher pero sin dejar de ser también uno (que ese es de los mayores aciertos que tiene), y de cómo homenajeaban al cine en cada entrega de una forma más brutal. Bien es verdad que la tercera parte, vista ahora, flojea mucho más que las dos anteriores (culpa, en gran parte, del cambio de guionista) y es la menos divertida (aun siendo la que más predispuesta estaba para serlo). Con todo, la fórmula seguía funcionando aunque necesitaba un descanso, necesitaba tomar oxígeno.

Ghostface ha descansado más que suficiente, y tarde o temprano tenía que volver a poner las cosas en su sitio. ¿Qué ha pasado con el cine de terror durante estos 11 años? ¿Qué se lleva ahora? ¿Cuáles son las reglas de la nueva década? ¿Puede funcionar un slasher ‘de los de toda la vida’ hoy en día? Todas estas preguntas son respondidas en ‘Scream 4’ de una forma más que satisfactoria. El reto era crear una película de terror ‘de las de antes’ con las reglas de las películas ‘de ahora’, y aun con algunos altibajos, lo consigue con creces.

El opening de Scream 4 es, me atrevo a decir, el mejor de la saga con diferencia. No nos hará olvidar a Drew Barrymore en el terrorífico opening de la primera parte, ni al divertidísimo e impactante opening del cine de la segunda parte, incluso también me pareció bueno el trepidante inicio de la tercera, pero lo que está claro es que el de ‘Scream 4’ se queda con todo el mundo. Hay que tener unos cojones bien gordos para hacer algo así y salir bien parado.

Esta escena es ARTE.

 
De la gente que me acompañaba en la sala, yo era el único que se reía (la tomadura de pelo es tan grande que cuesta de asimilar). Es divertidísimo, es ingenioso, es reírse en tu puta cara descaradamente y luego -por si no te ha quedado claro- confirmarte directamente que lo están haciendo. Pero no sólo se están riendo de ti, también se están riendo de ellos mismos y arrasando en apenas cinco minutos con todo el cine de terror de los últimos años (plagado de remakes, reboots y secuelas interminables). A los que les fascinó el metacine de la trilogía original van a flipar con ésta.

Una vez superado el impacto inicial, la película vuelve al argumento de siempre: Sidney llega a un sitio y un asesino psicópata empieza a cargarse a todo el mundo (a toda una horda de adolescentes, en realidad). A priori parece la cosa más típica del mundo, el típico argumento de un slasher y lo que hemos visto en cada secuela de ‘Scream’. ¿Rutinario? ¿Poco original? En absoluto. Dejémoslo claro: El espectador de ahora no es, ni por asomo, tan inocente como el de antes. Ahora ya no se te puede despistar con cualquier cosa (los aficionados a los giros finales de Saw’ estamos ya bien entrenados a la hora de anticipar sorpresas) y nos sabemos todos los trucos al dedillo.

Y como ni Wes Craven (que cuando se pone, se pone) ni Kevin Williamson (el guionista de las dos primeras partes, verdadero artífice de la saga) son gilipollas, saben perfectamente cómo desmontar todas tus teorías en cuestión de segundos y cómo hacer que tu cabeza explote. Vas a sospechar exactamente de quienes ellos quieran que sospeches y te van a dejar con los cojones en el suelo con cada giro argumental. En ese sentido, la chispa ha vuelto, ‘Scream 4’ funciona de nuevo como un Cluedo con psychokiller en el que el espectador (mucho más listillo y arrogante que antes, me incluyo) intentará por todos los medios estar un paso por delante de la película sin darse cuenta de que lo están vacilando cada cinco minutos.

La escena del granero hará que nos quedemos sin uñas.

 
Llega a ser frustrante cómo tu mayor sospechoso es apuñalado por Ghostface mientras te quedas con cara de imbécil y te obligan a replantearte todas las teorías que tenías. Y yo reconozco haber estado más alerta que nunca. Cuando era un mocoso y fui a ver ‘Scream 3’, fui a verla sabiendo de antemano que ninguno del trío protagonista (Sidney, Gale y Dewey, que por cierto están ya totalmente desdibujados) iba a ser el asesino sino que eran un auténtico equipo, Los Tres Mosqueteros. Ahora he sospechado hasta del jodido apuntador (especial mención al personaje de Trevor, que resulta tan evidente que es el asesino que le falta aparecer en escena con una máscara de la trollface).

Nos encontramos aquí con un Ghostface realmente radical (y puesto en tecnología, no se le escapa ni Facebook, ni Twitter ni la moda de grabarlo todo). Es el que tiene los cojones más bien puestos de toda la saga, el que más mala leche tiene, el que tiene los motivos más aterradores para hacer lo que hace (la escena en la que el asesino cuenta sus motivaciones hace que te encojas en la butaca, da realmente escalofríos), el que tiene el plan más jodidamente macabro y PERFECTO que se ha visto en las cuatro películas y el que más hace sangrar a sus víctimas. Esto último, en realidad, es un lastre. Las ‘nuevas reglas’ dictaminan que los asesinatos tienen que ser más sangrientos, pero la película critica duramente al género del torture-porn, entonces la cosa se queda a medio camino: el modus operandi de Ghostface sigue siendo la típica puñalada (sin muchas virguerías) de toda la vida, pero los personajes sangran de una forma muy antinatural (hay muchos gazapos en la película por culpa de los chorretazos de sangre).

Si a esto le sumamos que no escuchamos ninguno de los temas característicos de la saga (el score ha sido totalmente renovado), a veces sentimos que no estamos viendo el auténtico ‘Scream’; rompe -en ocasiones por completo- la estética tradicional de la saga (se pasan de rosca en algunos asesinatos), aunque terminas acostumbrándote.

La van a empalar, pero preferiria hacerlo yo.

 
En cuanto a los actores: Neve Campbell sigue igual de sosa que siempre (aunque la veo mucho mejor que en las anteriores entregas), a Courtney Cox el lifting le ha sentado como el puto culo (ha perdido toda la expresividad que podía tener) pero su personaje sigue siendo carismático, David Arquette sigue siendo igual de entrañable que siempre (pero su Dewey ha madurado mucho) y es el que mejor está de los tres. De las nuevas caras habría que destacar especialmente a Emma Roberts, Hayden Panettiere (Kirby es un personaje adorable, aunque no me atraía demasiado al principio) y a Erik Knudsen (cara conocida de Saw II) y Rory Culkin que toman el papel de ‘nuevos Randy’ y serán los que nos expliquen las reglas del cine de hoy en día.

Unos frikis adorables (se agradece que no sean mera carnaza, sus personajes están bien desarrollados) entre los que también podríamos destacar a Marley Shelton, interpretando a la ayudante de Dewey (entre tétrica y mona). A todo esto, recomiendo mucho verla en versión original porque el doblaje en español (a parte de haber cambiado algunas voces con respecto a la trilogía original) es realmente desastroso.

Entonces, ¿qué he querido decir con todo este tochazo? Que sin darme cuenta he retrocedido 11 años, que he pasado casi dos horas estando -de nuevo- perdidísimo y dejándome llevar por cada giro argumental que daba la película; que me he estado riendo lo que no está escrito (no deja de ser una parodia, una tétrica sátira en clave de humor negro); que me he llevado un par de buenos sustos y he estado en tensión unos cuantos minutos (Craven sigue estando en forma); que los guiños casi me la ponen dura (pullas a ‘Saw’, homenajes a Shaun of the Dead…) y que, después de mucho tiempo, tengo la sensación de estar viendo un producto totalmente original.

Porque esto no es un remake ni un reboot (por mucho que algunos trailers nos hicieran sospechar lo contrario y la trama principal de la peli así nos incite a pensar), esto es una secuela con todas las de la ley. Y tiene cojones que lo más original en el cine de terror que se haya visto en los últimos 7 años sea una secuela (eso sí, eso no le resta méritos, te desencaja la mandíbula de principio a fin). Podemos decir que ‘Scream 4’ es ahora lo que fue ‘Scream’ hace 14 años (por desgracia, sin causar el mismo revuelo). Eso sí, cuando digo que es una secuela también digo que la continuidad es importante, si no has visto al menos las dos primeras partes no vas a pillar ningún guiño y te vas a perder varias partes esenciales para comprender el argumento.

Y cabe recalcar que no se mete sólo con el cine, sino también con los adolescentes de hoy en día. Esto ya nos incita a pensar un poco más, a reflexionar sobre lo que acabamos de ver. ¿Realmente somos así? ¿Estas son nuestras prioridades ahora? Estos no son los adolescentes juerguistas, despreocupados y estereotipados de otros slashers, estos son tremendamente realistas (por desgracia). Podríamos encontrar también una triste reflexión sobre la fama, pero extenderme más sería caer en el spoiler (y en el aburrimiento de cualquiera que esté leyendo esto). Todo esto no quita que sea una excelente parodia (con momentazos de auténtico delirio), y que evidentemente todo sea una gran broma (insisto, a veces incluso se pasa demasiado de rosca), pero tiene cierto trasfondo sobre el que valdría la pena reflexionar un poco.

Nota: 9

PD: La media hora final, el tercer acto, es UNA PUTA LOCURA. Así de claro.

Hacer publicidad gratuita

Cuéntame tu vida

11
Échate un comentario

  Suscribirse  
Recientes Antiguos Más votados
Notificación de
Piopo

En Filmaffinty tiene un 5,7, lo misma que Jackass 3D.
La gente no sabe apreciar el buen cine.

A mi cuando hablas de cine ningún post me parece largo ni me cansa.

@Piopo: En IMDB tiene un 7,2. Casi lo mismo que Jackass 3D (7,1). Ahí la gente sí que sabe apreciar el buen cine.

@Sacso: Dame un abrazo, coño.

elMagnate

Del capítulo de South Park de esta semana, aunque flojo, se ùede sacar una conclusión.

El humor no se puede tomar en serio, NUNCA. Cuando el humor se toma enserio a sí mismo (excepto en temas de dinero, sobre todo con guinistas) deja de ser humor a ser una comedia romántica como las de Yénifer Ániston.

Y esta película es humor. Y hace bien en no tomarse en serio a sí misma.


http://www.rottentomatoes.com/m/scream-4/

María

Cual es la canción que suena de fondo en el video de “mosqueo justificado”?

Me ha gustado mucho y no la encuentro

Gracias 🙂

Pues mira, si te refieres a la primera que suena, curiosamente es la primera canción de la banda sonora de Scream 4 (la que suena justo en los títulos iniciales).

‘Something to die for’, de The Sounds. Ánimo, llevo semanas escuchándola una y otra vez en bucle.

María

Ay muchisimas gracias, estaba como loca buscandola, es genial 🙂

Estás como loca buscando rabo. Quieres ponerte una banda sonora para cuando vayas en el bus con el bolso en las piernas y la mano en los bolsillos del chándal de camino al instituto, más que nada que sirva de soporte sonoro y recuerde el video de Juan Carlos.
Por cierto, Juan Carlos (si, ya te tuteo, fíjate), así da gusto, me meto al blog, como seis semanas después me meto de nuevo y sólo has escrito un post y posteado un video. Veo que piensas en usuarios como yo, lo cual me permite estar al día de tu vida.
Suerte con lo de google, por cierto, y si no sale siempre puedes usar el feo buscador de msn en un intento de boicot absurdo.

PP de Badalona

¿Eres inmigrante? ¿Eres independentista? ¿Eres inmigrante-independentista? Pues entonces, ven a vivir a Badalona.

Hemos hecho incapié en que ante estos problemas pondremos soluciones en positivo. Curamos el independentismo y te españolizamos en 10 sesiones sin copago, ¡paga la casa!

A diferencia de los que solo son catalaaaghnes, los que somos catalaaaaghbnes y EspaÑÑÑÑÑÑoles solo cogemos lo bueno de las dos cosas, y quitamos lo malo.

Por ejemplo, ya hemos dicho que puedes curarte de tus enfermedades sin copago, cosa que las ratas catalaaaaghbnistas nunca harían, porque son eso mismo, ratas, judíos. Como todo el mundo sabe, los catalaaaahgbnes son los judíos de EspaÑÑÑa. También cogemos cosas buenas de España como la Roja, el Real Madrid, el EspaÑÑÑÑol, Jesulín, los toros, Miss España, las playas de Madriiiuuuhh.. uy digo de Valencia, la lengua EspaÑÑÑola. Muchas cosas buena que la escoria catalaaghna no tiene.

Viniendo a vivir a Badalona y una vez curado de tu enfermedad, podrán tus hijos estudiar una educación orientada a la Capital, la Villa y Corte, el Km 0, la mejor ciudad de EspaÑÑÑa, la que representa el sentir de los ya 48.000.000 de EsopaÑÑÑoles, inequivocamente. Porque realmente en CataaaaghbluÑÑÑÑÑÑa solo hay políticos independentistas que hipnotizan a los ciudadanos, porque todos los demás ciudadanos excepto tú, inmigrante-independentista (a partir de ahora Ie-Ie). Este mensaje lo hemos escrito precisamente aquí para que lo vieras solo tú, ya que tú eres el único que padece de uno de estos dos males, o los dos juntos.

PP de Badalona
Centrados en ti

spideyduarte

Excelente critica,yo soy fan y lo seguire siendo de Scream que para mi era la mejor trilogia flojea un poco la 3 como lo mencione en el otro post donde pusiste el link este jeje,pero ahora es mi tetralogia favorita,me fascina!!!!!

Lucille 2

Emma Roberts no tiene un polvazo,tiene un ostiazo. Actriz patética y en su vida privada,maltratadora. Mira que pegarle a MI Evan Peters…zorra barata!!!

© Juankiblog 2006 - 2018 - Diseño web by Code