La Maldición del Starbucks de Universitat

  Os voy a contar una cosa que, probablemente, habiéndome visto la cara en la cabecera de este blog —y más si tenéis la desgracia de que os sale aquella en la que voy medio travestido—, ya os imaginaréis: no soy lo que se dice un experto en lo que al tema del ligoteo se […]

¡Cuidado con el rabo, tío!

  Todo aquel que me siga en Twitter estará al corriente de que durante estas tres últimas semanas he estado ejerciendo de babysitter. Concretamente, el niño en cuestión fue Pedro, mi primo pequeño de apenas 2 años. No es ningún misterio que los niños pequeños no son precisamente santo de mi devoción, pero como mis […]

Gentleman

  Si no recuerdo mal, fue el verano pasado cuando mi querido amigo Mateu prácticamente me forzó a abrirme una cuenta en Badoo. Se pasaba todos los días hablándome de ello y pidiéndome una y otra vez que me registrara, argumentando que era la polla y que me iba a encantar. No es que tuviera […]

Chica del Metro

  Esto que os voy a contar ocurrió hace unas cuantas semanas ya. La historia, para variar, empieza conmigo, como cada tarde, volviendo a mi casa en mi rutinario viaje de Metro. Estaba yo tan tranquilo con mis cosas, escuchando música, pero pronto me di cuenta de que estaba compartiendo vagón con una preciosa chica […]

Dieciocho

  Muchas personas adultas a las que conozco afirman que el día en que cumplieron los dieciocho fue uno de los mejores de su vida. Que celebraron por todo lo alto su mayoría de edad. Que montaron una fiesta inolvidable, alegrándose de su reciente libertad. No voy a ser un aguafiestas en esta ocasión, no […]

La Hormona de la Felicidad

  Los que me seguís en Twitter (y los que no, ¡hacedlo, sucias alimañas!) sabréis que últimamente estoy hablando menos de las pajas que me hago y/o del tamaño de los excrementos que deposito diariamente y que, en lugar de eso, comento de vez en cuando que salgo a correr. Pues, lejos de tratarse de […]

Jodienda en el Ferrocarril

  Hace un par de semanas, por unos temas, me vi obligado a tomar un Ferrocarril de la Generalitat de Catalunya (FGC) desde Barcelona hasta Rubí. Así como ya sabéis que me encanta ir en Metro, en tren, en autobús o en cualquier otro transporte público, subirme a este ferrocarril se me antoja insufrible. No […]

Exhibicionismo Preteen

  Hace poco más de cinco años, más o menos cuando empecé a escribir en este blog, yo era un doceañero de lo más exhibicionista. Ahora conservo parte de ello, pero soy mucho menos propenso a enseñar la chorra como años ha. Y la verdad es que por aquella época éramos todos bastante iguales. Recuerdo […]

Estabilidad

  Estaba en un vagón de Metro medio vacío. Eran las diez de la noche y estaba volviendo a casa. Me encanta viajar en Metro, además iba escuchando música, por lo que se podía decir que permanecía en un estado de calma total. A tres paradas de llegar a mi casa, entra en el vagón […]

Raparse la huevada

  Ahora que ya estoy rozando la mayoría de edad (aún sigo con mi crisis existencial, pero ya se me pasará), a uno le da por pensar nostálgicamente en esa larga transición en la que pasas de ser un inocente infante a un adulto responsable. Te paras a pensar en los mejores y peores momentos […]