Referencia jocosa a la cultura pop

Twitter NO es un puterío

24/04/2010

Como usuario de Twitter desde hace dos años, puedo decir que me parece una herramienta muy útil e interesante para… Qué puñetas, sirve para tocarte los huevos en el trabajo. Evitemos caer en los tópicos de siempre, el microblogging no es el futuro (y vaya nombre de mierda que le han puesto), no es más que una herramienta que iría de coña para enterarte de las últimas noticias prácticamente al momento, para estar siempre al loro de lo que está pasando en este mundo, pero que sin embargo se utiliza para decir cuándo vas a cagar o para cotillear lo que dicen tus amigos.

Vamos, que Twitter es la herramienta que convierte a los internautas en una versión 2.0 de las marujas de la escalera. Un Radio-Patio online. Con algunos círculos de gente que incluso se permite el lujo de rajar de otras personas (como si eso no fuera denunciable) y publicarlo. Encima, en algunas ocasiones haciendo reply, que eso es el equivalente en línea a la vieja costumbre bacalaera de gritar insultos dirigidos a cierta persona en plena calle y añadir: “¿Que me oye? ¡Pues que me oiga!“.

Pero lejos de venir a quejarme de su utilidad o de los usos que le suela dar la gente, me voy a quejar de la gente que cree que Twitter es una especie de puterío en el que tienes que seguir a todo el mundo que te siga a ti. Algunas personas en ocasiones me han tildado de hipócrita porque no suelo seguir a más de 40 personas y sin embargo a mí me siguen casi 400. Pero sin embargo, yo no le he puesto una pistola en la sien a nadie para obligarle a que me followee (que por cierto, hay que ver lo mal que suena), sino que lo hacen porque les sale de las narices (por si alguien se lo pregunta, ni yo mismo me seguiría). Y me duele en el alma tener que decir esto, pero yo sólo sigo a quien me interesa lo que dice, o más bien, al que sepa que voy a leer.

Hay personas que si bien me caen de coña, escriben cosas que ni me van ni me vienen. Vale que Jaimito me prestó 50 euros aquel día en el que tanto los necesitaba, vale que lo conozca desde hace muchos años, pero si en Twitter sólo escribe sobre su grupo de música favorito y del color de los pezones del vocalista, si tengo que decir la verdad, no me interesa. Y no porque me caiga mal el chaval, todo lo contrario, sino que sé que no voy a leer lo que va a decir. Y es que, según mi humilde opinión, seguir a alguien por mero compromiso SÍ es hipocresía. ¿Qué culpa tengo yo de no tener ni puñetera idea de programación y que tú sólo sepas escribir sobre eso? ¿Tengo que leerte por el simple hecho de que tú me leas a mí? Yo no te obligo a leerme, ni siquiera te lo recomiendo, si lo haces interpretaré que es por gusto, no para que yo te siga a ti y alimentar tu ego.

La verdadera utilidad de Twitter, y no hay más


Siendo honestos, si siguiendo a 38 personas ya me mareo, no quisiera saber cómo reaccionaría al seguir a más de 100 como hacen muchas personas. Que es algo perfectamente respetable, pero a mí no me apetece. Al grano, si sigo a alguien es porque quiero saber hasta cuál es el huevo que tiene más colgandero que el otro, si sigo a mucha gente me voy a perder y no voy a poder prestarle tanta atención a la gente a la que quiero espiar. Para qué nos vamos a engañar, adoro cotillear pero no soy muy ambicioso, me conformo con satisfacer mi vena más voyeur followeando a tres o cuatro pero sabiéndome sus paranoias de memoria que no leer a cientos de personas rápido y mal para luego no enterarme de la misa la mitad. Y si no los voy a leer, ¿para qué puñetas los quiero seguir?

Sin embargo, considero entrañable a ese personaje de Twitter que primero te sigue y al ver que tú no le devuelves el follow, te unfollowea y luego te vuelve a seguir como diciendo “oye, que yo ya te sigo, por si no te habías enterado… cuando me quieras ir siguiendo, que sepas que… que ya, ¿eh?“. Valientes cansinos. Pero con todo, quiero que al leer esto os deis cuenta de que no todo es tener a cientos de followers que te siguen porque tú haces lo mismo, más que nada porque terminamos entrando en un círculo vicioso en el que todo el mundo se sigue pero nadie se hace ni puto caso. Eso sí, los egos como mis huevos, grandes y robustos.

Con todo esto, quisiera aclarar (aunque tendría que darse ya por hecho) que bajo ningún concepto digo que no haya excepciones, las hay a montones, pero sí que hay más de uno que se lo tendría que plantear y que sigue a gente por seguir. Que no digo tampoco que eso sea malo, sino que la gente que lo hace no tendría que juzgar a la que, como yo, no quiere entrar en ese juego (por la razón que sea, la mía es que me marea seguir a tanta gente, no hay más) tildándolos de hipócritas, puesto que en realidad, otra cosa no, pero honestos… Un rato. Y disculpadme por el tochazo, que tenía este tema atravesado últimamente.

PD: Otro post complementario sobre el tema.

Hacer publicidad gratuita

Cuéntame tu vida

14
Échate un comentario

  Suscribirse  
Recientes Antiguos Más votados
Notificación de
Sí, anónimo

Pues bien que pides hacernos fan en Facebook.

Invito amablemente a hacerlo. Capullo.

Anonymous

¿Ego? ¿Ego? ¿Ego? ¿Ego?

Uy, aquí hay eco…

Anonymous

uuuuh como le han meao en la cara al primeroooo PELEA A MUERRRTE, ( que sepas que a mi me encantas juankiblog:D)

Anonymous

No todo el mundo es igual, y eso hay que entenderlo. Por lo que dices, de los que te quejas, posiblemente no se enteren de esto.

No me gusta tu punto de vista, puedes seguir a gente distinta, solo por ver, por explorar nuevos twitters, se conce gente interesante y se amplian los puntos de vista.

Puedes followear a gente nueva y hacerte una lista de “intocables” y luego vivir en tu lista de intocables, y de vez en cuando pasarte por tu timeline, para salir de tu mundo de intocables.

Solo por abrir nuevos horizontes, pero sin seguir a los pesaos que te followean y desfollowean ni a quien te lo pida, para no perder el espíritu critico que abordas en el artículo.

En resumen me parece un buen post, pero te falta ponerte un poquitín en el lado del otro.

Si de lo único que me quejo es de que en muchas ocasiones me han llamado de todo por no seguir a alguien que no me interesa, que será una bellísima persona, pero no me interesa lo que escribe.

Lo que comentas tú es una de las excepciones que he dicho que hay, la gente que lo hace por explorar o por conocer a gente, eso está bien. Lo que no me gusta es que se haga por puro ego y, encima, criticar a quien no entra en ese juego del “te sigo – me sigues” y ponerlo a parir (como hacen muchos).

Cada persona es libre de usar Twitter como quiera, eso está claro. Es una herramienta como cualquier otra, sin embargo cuando se utiliza para lapidar a alguien (en ocasiones mucha gente a la vez, en un acto de borreguismo), la cosa ya no mola.

No sé si me explico.

“Señoras que se encabronan con Twitter”

No, ahora en serio, yo llevo bastante con twitter y todavía no sé para qué coño sirve.

Yo te sigo como condimento. Sigo a mis actores favoritos, bloggers y páginas que dan noticias interesantes de actualidad y rigor y amigos que viven lejos. Pero a ti y a Güilli os sigo para reírme y enterarme de vuestros post. Y a mi es normal que no me sigas, nunca escribo nada.

“…me conformo con satisfacer mi vena más voyeur followeando a tres o cuatro pero sabiéndome sus paranoias de memoria que no leer a cientos de personas rápido y mal para luego no enterarme de la misa la mitad.”

épico

Yo sólo sigo a las tías que me mandan al peo con estilo cada vez que las tiro los tejos, incluyendo al dueño de este blog.

Hombre, no pensarás que soy un chico fácil.

Anonymous

este tio es un frikazo, nos pone la pistola pa hacernos fan de facebok suyo y ahora dice esto, q frikazo

1º Es que Facebook SÍ es un puterío.

2º Me parece a mí que no he puesto ninguna pistola a nadie. Hay opción de hacerte fan, si quieres te lo haces y si no, pues no.

3º ¿Friki? Friki mis cojones.

Anonymous

la verdad no le veo utilidad alguna a twitter.. es una pérdida de tiempo total..
tampoco entiendo la razón de su éxito, al igual que facebook

[…] hacen más que incordiar? Es algo que he comentado en ocasiones con @juankiblog (el cual ha escrito un post bastante interesante sobre ésto mismo, a colación del cual yo escribí éste): demasiada gente hostiable últimamente. Y no hablo de […]

© Juankiblog 2006 - 2018 - Diseño web by Code